Análisis del mercado inmobiliario

El mercado inmobiliario es un mercado imperfecto.

En bolsa, por ejemplo, uno puede ir y ver, en tiempo real, las cotizaciones de todas las acciones del mundo.

Cuando alguien quiere comprar una acción de Inditex, es capaz de ir y ver si el precio, en relación a su trayectoria de los últimos años, está caro o barato.

En cambio, valorar el precio de una casa es mucho más complicado.

Demasiadas variables a tener en cuenta a la hora de comparar los pisos en oferta.

Y oscuridad total a la hora de saber a qué precio finalmente se ha vendido cada propiedad.

Bien, ante este reto, nuestro cliente acudió en busca de ayuda.

El objetivo

Tener una base de datos del histórico de venta y alquiler en la isla de Mallorca.

Más tarde vendrá otro objetivo: valorar operaciones.

Pero de momento nos basta con tener los datos.

La metodología

A nosotros, nos tocó ingeniárnoslas para conseguir los datos.

Usamos varias fuentes.

El trabajo difícil iba a ser limpiar y consolidar los datos.

La gente tiene muchas ansias por vender. Y publican la misma propiedad en muchos sitios. Y muchas veces.

Al final todo tenía que quedar en una base de datos.

Incluso el historial de cambios de cada una de las propiedades. Para poder ver cómo evolucionaba el precio a medida que pasaba el tiempo.

El resultado

Se consiguió hacer un flujo de datos que varias veces al día consultaba las diferentes fuentes en busca de nuevas propiedades en venta o alquiler.

Cada vez que se detectaba uno nuevo se incorporaba en la base de datos.

Con todos los que se tenían en la base de datos, cada día, se consultaba a ver si habían tenido cambios.

Algunas veces esas propiedades habían desaparecido.

En ese caso interpretábamos que se había vendido y adjudicábamos el último precio publicado como el precio de venta.

Lógicamente, nuestro cliente sabe que a eso la gente siempre le rasca algo negociando en el último momento. Pero de momento asumimos ese margen de error.

¿Echamos un ojo a tu proyecto?